Los cólicos menstruales: ¿Qué le pasa a mi cuerpo?

La mayoría de personas comienza a notar los cólicos menstruales alrededor de 6 meses a un año después de su primera menstruación. Al principio puede que sucedan de manera intermitente y, después, en todos o la mayoría de los ciclos.

Normalmente la gente siente cólicos justo antes o en el momento que comienza el sangrado en cada ciclo. Usualmente duran de uno a tres días. Puede que comiencen fuertes y después se mejoran cuando pasan las horas, o que lleguen y se vayan inesperadamente. Los cólicos pueden ser casi imperceptibles o bastante dolorosos y severos. 1 de cada 10 personas experimenta niveles de dolor que pueden afectar sus actividades cotidianas por 1-3 días en cada ciclo. El dolor moderado a intenso es más común a los 2 o 3 años de haber comenzado a menstruar  y usualmente mejora después de los 20 años, o después del embarazo y dar a luz.

Los cólicos menstruales severos típicamente están asociados a trastornos médicos como la endometriosis o la adenomiosis. Con frecuencia, el dolor femenino se subestima o no recibe tratamiento, en contraste con su contraparte masculina. Es común que una persona joven que sufre de dolor menstrual severo, no hable de ello con su médico. Cuando se trata de cólicos menstruales, es importante que veles por tu salud y comuniques tu dolor.

¿Cómo aliviar cólicos menstruales?

Si tu periodo es abundante, irregular o extremadamente doloroso, es importante para tu salud intentar encontrar la causa de estas irregularidades. Otros enfoques para aliviar los cólicos, tales como los anticonceptivos hormonales, actúan previniendo la formación y desprendimiento del endometrio.

Todos los métodos para aliviar los cólicos causan, al menos, algunos de los siguientes:

A continuación algunos métodos que podrías ensayar:

Familiarizarse con los aspectos básicos del dolor relacionado con el ciclo menstrual puede ayudar a entender si vale la pena hablar del dolor con un médico.

1 reply on “Los cólicos menstruales: ¿Qué le pasa a mi cuerpo?”

  • The next time I read a blog, Hopefully it doesnt fail me just as much as this one. I mean, Yes, it was my choice to read through, but I actually thought you would have something useful to say. All I hear is a bunch of moaning about something that you could fix if you werent too busy searching for attention.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.